Una Receta para el Éxito: Fotografía de Comida para un Blog

JM_P_D90_Blog_January_07

“He fotografiado muchas recetas y he utilizado muchos accesorios. A veces, estos accesorios no funcionan como me gustaría que lo hicieran. Recuerdo una tarde en la que fotografiaba una receta de pizza y coloqué una placa de baldosas blancas como telón de fondo. En la mitad de la sesión la placa se cayó sobre la mesa y básicamente destruyó todo. No supe qué hacer, entonces me reí y comencé de nuevo”.

LA IMPORTANCIA DE LAS FOTOS EN UN BLOG

La primera pregunta que los lectores de TheCandidAppetite.com hacen es: “¿Qué tipo de cámara usa para hacer sus fotografías?”. Esto parece ser primordial para los lectores. Creo que como cocinar y hornear es una tarea visual, la gente quiere saber un poco más sobre los fotógrafos, especialmente en el mundo de los blog de comida. Cuando aprecian imágenes que son distintas a cualquier otra cosa que ven por ahí, quieren saber qué cámara se utilizó.

Comencé a trabajar con una cámara Nikon a los 16 años. Le pedí a Papá Noel una Nikon COOLPIX. Era elegante y compacta. Me sentía el niño más genial de la cuadra con la cámara en mis manos. Esa cámara inició un pasatiempo y una pasión. Quién iba a decir que mi interés en una COOLPIX estaba sentando las bases para lo que hago como profesión.

Años más tarde, cuando tuve que decidir si compraba una cámara DSLR para trabajar, sabía que quería continuar con un equipo Nikon. Por eso compré una Nikon D90 y todo cambió. Mi trabajo seguía mejorando con cada fotografía que tomaba. Utilizo una cámara DSLR de Nikon para fotografiar todas las imágenes de mi blog y para tareas externas. Según la configuración, intercambio entre un lente AF NIKKOR 50mm f/1.8D, el AF NIKKOR 24mm f/2.8D y mi AF-S DX NIKKOR 18-105mm f/3.5-5.6G ED VR.

“Luego, pienso sobre los colores, mantelería, accesorios y texturas. Después, encuadro la apariencia en mi cabeza. La decisión de la comida viene después de determinar cuál será la más adecuada.” Foto de Jonathan Melendez.

“Luego, pienso sobre los colores, mantelería, accesorios y texturas. Después, encuadro la apariencia en mi cabeza. La decisión de la comida viene después de determinar cuál será la más adecuada.” Foto de Jonathan Melendez.

UN POCO DE COCINA, UN POCO DE FOTOGRAFÍA

Siempre sentí pasión por cocinar y hornear; de chico juraba que iba a convertirme en cocinero. Desde los inicios de mi carrera, realicé varios trabajos en la industria culinaria, desde decoración de pasteles en una panadería hasta grandes eventos de banquetes. No hace falta decir que esas experiencias me hicieron dar cuenta de que mi visión de la profesión no era lo que yo pensaba.

El momento clave llegó en la universidad, cuando elegí inscribirme en una clase de fotografía. Me atrapó inmediatamente. Me asombró lo que podía hacer con la cámara. ¿Qué otro método me permitía compartir tanto sin utilizar palabras? En mi último año de la universidad comencé un blog de comidas, algo hecho principalmente como una manera de expresarme, pero también podía presentarlo a fin de cumplir con un requisito para graduarme. El blog comenzó como un pasatiempo que hacía ocasionalmente. Rápidamente, se convirtió en una pasión.

Al mostrar fotografías de comidas en mi sitio no solo comparto instantáneas. Las fotos me ayudan a conectarme e involucrarme con los seguidores de TheCandidAppetite.com. Mi trabajo es satisfactorio porque sé que las personas ingresan en línea y buscan mis recetas todos los días. Mostrar un proceso paso a paso facilita mucho más el seguimiento de las personas. También hace un poco más accesible la preparación de la comida para aquellos que no tienen experiencia en la cocina. Me encanta saber que mis imágenes no solo motivan a las personas, sino que también les enseñan.

COMA LO QUE USTED FOTOGRAFÍA

Al iniciar el año, todos estamos pensando en las resoluciones de Año Nuevo. Es triste saber que muchas de nuestras promesas serán olvidadas en unos pocos meses. Soy el primero en olvidarme de las resoluciones y a la segunda semana de enero me zambullo sobre las donas y papas. En mi opinión, al menos una resolución merece ser cumplida: esa promesa sobre comer mejor. Y si puedo captar qué tan buena parece mientras está siendo preparada, además del producto final, entonces siento que he hecho bien mi trabajo.

"Entonces pienso en color, ropa de cama, accesorios y texturas. A continuación, enmarco las miradas en mi cabeza. La decisión de alimentos sólo viene después de determinar lo que mejor ajuste ". Foto por Jonathan Meléndez.

“Entonces pienso en color, ropa de cama, accesorios y texturas. A continuación, enmarco las miradas en mi cabeza. La decisión de alimentos sólo viene después de determinar lo que mejor ajuste “. Foto por Jonathan Meléndez.

Me gusta publicar fotos de recetas que incluyen chocolate, manteca y queso, pero es importante compartir creaciones más saludables. Por ejemplo, esta pasta con guisantes, menta y salmón. Comencé pensando en que no tenía suficientes comidas con mariscos en el sitio, salmón en particular, por eso empecé a pensar creativamente. Finalmente, se redujo a alimentar mi antojo inmediato e intenso de pasta, y luego a acompañar esta pasta con salmón. Investigue qué sabores van bien con ese pescado, y llegué a la menta y los guisantes. Después de todo, comer pasta de vez en cuando está bien, especialmente si está preparada con ingredientes buenos para el cuerpo, como las proteínas saludables con ácidos grasos omega 3.

Las buenas imágenes son esenciales para mi sitio. Generalmente, comienzo con una visión de cómo quiero que se vean las cosas. Las ideas sobre el fondo y la superficie pueden aparecer incluso antes de tener una idea de lo que prepararé. Luego, pienso sobre los colores, mantelería, accesorios y texturas. Después, encuadro la apariencia en mi cabeza. La decisión de la comida viene después de determinar cuál será la más adecuada. Trabajar de esta manera probablemente viene de mis días en la escuela en donde teníamos que estar pensando constantemente en el encuadre y la configuración de un sujeto, incluso antes de saber qué sería.

DE 300 A 500 FOTOS POR RECETA

Normalmente, hago entre 300 y 500 fotos por publicación de receta. Después edito hasta tener entre 15 y 25, dependiendo de qué tan trabajosa es la preparación. Cada vez que fotografío una receta nueva, sigo los mismos pasos. Comienzo fotografiando todos los ingredientes. Luego, tomo muchas fotos del proceso, recordando captar muchas opciones horizontales y verticales para que las imágenes se muestren en las numerosas plataformas de Internet de hoy. Para mis imágenes finales, me aseguro de hacer una toma a distancia y una toma en primer plano.

Una de mis cosas preferidas para usar es el Control Remoto Inalámbrico ML-L3 Nikon. Facilita mucho más el disparo. Configuro mi cámara para un trípode, ajusto la configuración de la cámara y luego uso el control remoto para disparar. Esto me ahorra tener que ir de un lado a otro para acomodar la fotografía y luego estirarme para accionar la cámara. También es de gran ayuda para tomar selfies.

Puede excederse al darle estilo a una fotografía. Para evitar esto, primero ajusto mi presentación sin pensar en que finalmente será una fotografía. Agrego todo a la composición, y al final miro por el visor. En este momento, comienzo a eliminar o reacomodar accesorios según sea necesario. Las cosas pueden ser completamente diferentes en la vida real en comparación con verlas por el visor. Aquí también decido si un poco de profundidad de campo es mejor para permitir que los elementos en el fondo distraigan menos.

Nikon D90, f/4.0, 1/160, lente NIKKOR 50mm, ISO 200. Foto de Jonathan Melendez.

Nikon D90, f/4.0, 1/160, lente NIKKOR 50mm, ISO 200. Foto de Jonathan Melendez.

LISTA DE COMPRAS PARA 2015

El cambio es algo bueno, por eso uno de mis mayores objetivos para el año 2015 es actualizar mi cámara y equipo. El 2015 es el año en el que planeo llevar mis habilidades al próximo nivel, no solo por motivos personales, sino también para ayudar a mis seguidores. Quiero brindarles algo nuevo y emocionante, por eso agregaré más videos y funciones multimedia. Me gustaría experimentar con el formato .gif e incluir videoclips cortos.

Espero continuar inspirando y enseñando a más personas a través de las recetas, pero sobre todo llegar a los visitantes a través de mis fotografías. Desde lo comercial, un objetivo primordial es expandir mi audiencia del sitio. Este es siempre el objetivo fundamental que todos estamos tratando de alcanzar en el mundo de los blog de comida, ¿o no? Esta conexión se sostiene a través de la fotografía, específicamente al fotografiar las recetas que preparo diariamente.

RECETA DE PASTA CON GUISANTES, MENTA Y SALMÓN

Receta cortesía de Jonathan Melendez, www.thecandidappetite.com
De 4 a 6 servicios

Ingredientes:

  • 453 g de pasta (el tipo que prefiera)
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 6,80 kg de salmón
  • 1 1/2 cucharaditas de sal
  • 1 1/2 cucharaditas de pimienta negra
  • 1 chalote picado
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1/2 cucharadita de pimienta roja en escamas
  • Ralladura de 1 limón
  • 2 cucharadas de jugo de limón fresco
  • 1/4 de taza de hojas de menta fresca picadas
  • 2 tazas de guisantes congelados, descongelados

Instrucciones:
1. Precaliente el horno a 176 °C.
2. Coloque el salmón (con la piel hacia abajo) en una placa para horno. Rocíe con 1 cucharada de aceite de oliva y condimente con 1/2 cucharadita de sal y 1/2 cucharadita de pimienta negra. Ase en el horno durante 12 a 15 minutos o hasta que esté algo firme al tacto. Retire del horno y deje enfriar.
3. Caliente una olla grande a una temperatura alta media. Agregue la cucharada de aceite de oliva restante y caliente completamente. Agregue el chalote, el ajo, la sal restante, la pimienta, la pimienta roja en escamas y la ralladura de limón. Cocine durante 5 minutos aproximadamente hasta que esté suave y translúcido. Revolver a menudo.
4. Hierva una olla de agua grande y condimente con sal generosamente. Cocine los fideos según las indicaciones de la caja. Guarde 1 taza del agua en la que cocinó la pasta antes de escurrir.
5. Agregue el agua de la pasta que guardó a la mezcla de chalote y ajo y revuelva en el jugo de limón. Cocine durante 5 minutos más y deje reducir a la mitad. Revuelva en la pasta cocinada, los guisantes y la menta. Cocine hasta calentar completamente. ¡Sirva y disfrute!

Consejo para ahorrar tiempo: use el salmón que quedó de la noche anterior para preparar este plato.

EQUIPO USADO

Acerca del colaborador

JonathanBioImage

Jonathan Melendez

Nacido en Los Ángeles, Jonathan Melendez trabajó incansablemente en cocinas comerciales cocinando, horneando y decorando pasteles antes de cambiar sus pasiones por la comida y la fotografía en su carrera. Como fundador de TheCandidAppetite.com, sirve diariamente una receta condimentada con un toque de deliciosas imágenes. Melendez conoce el poder que tienen las fotos. De hecho, se podría decir que sus imágenes han colaborado en gran medida con el éxito del blog y sus esfuerzos por construir una comunidad. Escribir, desarrollar recetas, contar historias con su cámara y preparar comidas lo mantiene ocupado todo el tiempo. Ha utilizado una Nikon D90 durante 10 años.


Siguiente

JS_P_D7100_Blog_January_02-980x526 Fotografía

Resolución de Año Nuevo de una Madre: Crear mis Mejores Fotos en este año

Artículos Relacionados